domingo, 1 de diciembre de 2013

#RADIOENCUBIERTA

RADIO ENCUBIERTA

Estoy viendo "The boat that rocked". Una película inspirada en los años 60, cuando las emisoras de radio solo tenían permiso de 45 minutos diarios para emitir música rock.
Cuando no había Internet, ni la tele era lo que es. Cuando en cualquier reunión, habitación o casa la radio sonaba las 24 horas. Y cuando más de la mitad de la población escuchaba emisoras ilegales para poder escuchar música más allá de 45 minutos diarios.
Una película que además tiene como tema principal una de mis canciones favoritas, "All day and all of the night" (The Kinks). Canción que HYM ha usado en su útlima campaña con Gisele Bündchen


Ojalá hubiera vivido esa época. En la que el micrófono de válvula se cogía con la mano y se usaba para revindicar. Yo empecé en casa. Con un micrófono, un ordenador y muchas ganas. Y también cogía el micrófono con la mano -por falta de pie de micro-. Con menos reivindicación. Ninguna diría yo. Aunque pensándolo bien, mi reivindicación no era política, era propia. Reivindicaba un querer es poder que es el que me ha dado todas estas alegrías durante años de radio.
La radio en los 60, las decisiones políticas que intentaban frenar el crecimiento de estas emisoras que se convirtieron en las más escuchadas y en definitiva, la magia del medio más mágico que nunca podría haber descubierto.

Internet, querido, no has podido de momento con la radio. Y te has tenido que hermanar.



Seguimos ON AIR

No hay comentarios:

Publicar un comentario